fbpx

Branding 360°: Identidad de marca en todos los rincones

Para la construcción de una marca sólida no solo nos sirve tener un logotipo atractivo o un eslogan pegajoso. Hoy en día la identidad de la marca, y como esta se relaciona con sus colaboradores, se ha convertido en una herramienta estratégica fundamental para destacar en el mercado y generar conexiones con quienes trabajan allí, logrando una inmersión total en la escencia de la marca.

El concepto de Branding 360° se basa en la creación de una cultura interna coherente con la identidad de la marca. Más allá de un conjunto de valores en papel, esta cultura debe impregnar cada rincón de la empresa, desde las decisiones estratégicas hasta la interacción de los empleados entre sí. Cuando los valores, la misión y la visión de la empresa están alineados con la imagen proyectada hacia el exterior, se establece una conexión más profunda y auténtica con los colaboradores. Esta conexión se traduce en empleados más felices y comprometidos.


Oficina como extensión de la Marca

Los rincones de la oficina son más que simplemente lugares para trabajar. Son extensiones de la marca. Desde la paleta de colores hasta la disposición de los muebles de trabajo, cada elemento debe reflejar la personalidad y los valores de la empresa. Un espacio de trabajo diseñado conscientemente no solo inspira a los empleados, sino que también comunica la identidad de la empresa a clientes y visitantes. La estética se convierte en una herramienta poderosa para fortalecer la imagen corporativa.

Este enfoque integral, conocido como Branding 360°, refuerza aún más la conexión entre la marca, sus empleados y su entorno. Es así como se genera una presencia sólida y coherente en todos los aspectos de la empresa.


Coherencia visual y contenidos con identidad

También es importante mantener una coherencia visual Desde la papelería hasta los correos electrónicos, cada elemento debe seguir una línea gráfica que esté relacionada y refleje la identidad de la marca. Esta uniformidad no solo refuerza la percepción interna, sino que también contribuye a la construcción de una imagen sólida y unificada. Cada interacción visual, que puedan tener los colaboradores, se convierte en una oportunidad para consolidar la identidad de la marca en la mente del observador.

En cuanto a la creación de contenidos, esta debe tener directrices previamente definidas y es de gran importancia que estos tengan consistencia en todos los canales utilizados dentro de la empresa, desde formatos análogos y digitales. La voz de la marca debe resonar de manera coherente, creando una narrativa que refuerce los valores y la personalidad de la empresa. Es por ello que los contenidos se convierten en un vehículo estratégico para contar la historia de la marca de manera unificada.


Los empleados como embajadores de la marca

La forma en que los empleados viven la marca en su día a día tiene un impacto directo en cómo esta es percibida externamente. Capacitar y empoderar a los colaboradores para que se alineen con los valores, propósito e identidad de la empresa, generara potenciales embajadores de marca, quienes son una extensión viva de la empresa transmitiendo credibilidad y compromiso.

Integrar la identidad de la marca en todos los rincones de la oficina no es solo algo estético; si no que es una inversión estratégica en la creación de una imagen sólida tanto para sus trabajadores y la cultura interna como también su posicionamiento en el mercado.

Podríamos concluir entonces que la marca se convierte en una fuerza viva con una narrativa que se vive en cada rincón de la empresa y que se ve reflejada en cada colaborador. De esta forma dando paso al Branding 360°.

Comparte esta publicación

Copyright 2020 Internal. Todos los derechos reservados

Web diseñada por Conversa CE