fbpx
3-fotos-notas

Comunicación interna y Publicidad: Lo mejor de ambos mundos

La comunicación interna y la publicidad muchas veces se ven mezcladas. En una búsqueda rápida en Google podemos encontrar a diferentes agencias de publicidad ofreciendo servicios de comunicación interna y en muchas ocasiones, hemos visto cómo organizaciones han decidido gestionar la CI con una agencia de publicidad, por sobre una agencia de comunicaciones internas.

Motivados por el  glamour y la magia del medio, piensan que a través de una buena estrategia de marketing aplicada al interior de la organización, los planes y objetivos a nivel global de la compañía rendirán frutos, pero lo que no saben es que por definición ambas disciplinas persiguen objetivos distintos y por ende, muchas veces sus esfuerzos pueden verse frustrados. 

Diferencia entre comunicación interna y publicidad 

Si bien ambas disciplinas son expertas en comunicación, la publicidad es una herramienta del marketing la cual está orientada a crear comunicación persuasiva para lograr que el consumidor o grupo objetivo, reconozca la marca, compre sus productos, contrate sus servicios y también que se adhiera causas sociales.

Por otro lado, orientada al colaborador interno, la comunicación interna trabaja con el área recursos humanos y su labor es crear comunicación estratégica alineada al propósito y valores de la compañía aportando un visión 360º de las comunicaciones al interior de ésta.

Con una cultura compartida y buen clima laboral, su trabajo es mantener a una organización sana, lo que da como resultado un colaborador empoderado en su labor y alineado a los objetivos comerciales de la empresa.

Entonces, por definición, una agencia de publicidad no es el instrumento adecuado para concretar los objetivos de la comunicación al interior de una compañía. 

Comunicación interna y su equipo multidisciplinario

No obstante, la comunicación interna y publicidad pueden hacer un excelente trabajo si van de la mano, por un lado la comunicación interna puede aportar toda su experiencia y expertise para resolver de forma estratégica una problemática al interior de una compañía.

Por otro lado, la publicidad puede aportar su creatividad y metodología para concretar esos fines, lo que en definitiva resulta ser una gran alianza y si de algo estamos seguros es de lo provechoso que resulta trabajar en equipos multidisciplinarios.

Son muchas las herramientas que la publicidad puede aportar a una estrategia de comunicación interna, desde el aspecto creativo hasta el uso de nuevos medios, canales y soportes, pero si hay algo que puede marcar la diferencia es la metodología para llegar a una buena idea.

Para aplicar una buena estrategia en comunicación interna, acá te dejamos 6 etapas utilizadas por el famoso publicista Gonzalo Figario para  la creación de un buen concepto de campaña creativa.

1.- Tener claro el brief

Debemos tener claro quién es nuestro cliente, cuál es su dolor que, a quién le hablamos y por supuesto, qué es lo que busca. Para ello, siempre debemos tener claro que el brief no es la campaña, sino la receta del pastel, es la información necesaria para echar a andar el proceso creativo.

2.- El hallazgo

Una vez que tenemos claro el brief, debemos analizarlo, entenderlo y mirarlo desde fuera, ver todos los detalles que nos puedan conducir a un hallazgo, a un punto de inflexión, a un razonamiento potente que logrará solucionar el problema y persuadir al target acerca de una idea. 

3.- Argumentar tu hallazgo

Ahora es el momento de sustentar nuestro hallazgo, y para ello debemos contarlo bien, crear un storytelling que convenza y dé soporte, a través de datos de interés, tendencias socio culturales o cualquier otro tipo de argumento objetivo que reafirme nuestro descubrimiento.

4.- El posicionamiento 

Hay que saber cómo es percibida en la mente del colaborador y cuál es el posicionamiento de nuestra organización. Ello nos servirá para construir mensajes y relatos coherentes con la personalidad, propósito y valores de esta.

5.- La lluvia de ideas

Esta técnica busca generar la mayor cantidad de ideas en poco tiempo. Podemos comenzar diciendo cosas totalmente sin sentido, hacer juegos de roles, listados rápido de lo que venga a tu cabeza, reflexiones empáticas y hasta serendipia. Así comenzaremos a mover y conectar con el flujo creativo, todo se anota y lo más importante, aquí todo vale.

6.- Selección de ideas

Se debe seleccionar las mejores ideas bajo criterios básicos, como por ejemplo si está en el tono y estilo de la marca, si dice lo que tiene que decir y soluciona los dolores presentados en el brief y, lo más importante, si está en línea con el target.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Copyright 2020 Internal. Todos los derechos reservados

Web diseñada por Conversa CE