fbpx
Diseño y marca

Restyling: Un refresh a tu logo y marca

A lo largo de su vida, una organización, organismo o producto puede requerir de diversas modificaciones en su identidad visual, ya que el mundo está siempre en constante transformación. Por esto, la marca debe adaptarse a los nuevos lenguajes y funcionalidades para sobrevivir durante el tiempo, ya sea porque la marca se ve anticuada o respondiendo a una campaña que reoriente su público objetivo, entre muchas otras razones. La solución a este cambio visual la denominamos restyling.

Esto consiste en la modificación de las propiedades o apariencia de un producto o servicio, adaptándose a las tendencias y funcionalidades actuales, siendo capaz de satisfacer una necesidad del cliente final. Podríamos decir que es una estrategia para potenciar o revalorizar la identidad visual.

A diferencia del rebranding, que supone un cambio drástico a la imagen, cultura y comunicación de la organización (a veces asociado a consecuencias de crisis), el restyling afecta solo a la alteración de logo, colores y cambios sustanciales de la marca. 

¿Cuándo es un buen momento para llevar a cabo un restyling?

Al momento de modificar un logotipo debemos tener en consideración diversos factores. Acá te nombramos algunos puntos importantes a considerar:

· Cuando el foco del negocio o campaña ha cambiado

· El público objetivo ha sido reorientado o intentas llegar a uno nuevo

· El logotipo se ve antigüo

· Cuando el logotipo no funciona en los diversos medios

¿Qué aspectos debemos considerar?

1. Color

Apoyándonos en sus propiedades sensoriales podemos definir una paleta de color, la cual comunicará un mensaje y valores asociados a la marca. Con ello construiremos la base para el reconocimiento de nuestro nuevo logotipo. Debemos considerar también la elección de colores primarios y secundarios para que las aplicaciones en los diversos medios no se vean afectadas.

2. Tipografía

Tan importante como el color, la tipografía cumple un rol fundamental en el logotipo. La importancia de lo que queremos comunicar se verá reflejado en los componentes de nuestra tipografía: la altura, el grosor, la distancia entre sus letras, etc. La elección de una buena tipografía logrará el vínculo mental necesario hacia la marca o campaña y, así mismo, la elección de dos o tres tipografías nos proporcionará variantes para poder aplicar el logotipo en nuestras comunicaciones, por ejemplo una para títulos y otra para textos.

3. Versatilidad

El logotipo tendrá que convivir en diversos formatos de comunicación, por ello debemos pensar en un diseño versátil que pueda ser aplicado a los requerimientos del cliente: productos impresos, redes sociales, videos, merchandising, etc.

4. Representación

El diseño debe ser coherente y debe representar a la empresa, los productos o servicios que ofrece. En el caso de alguna campaña debe estar alineado a la intención a comunicar, ya que el nuevo logotipo será el primer contacto con el que el público objetivo se verá enfrentado y la representación es esencial para que el logotipo genere sintonía con ellos.

¿Necesitas un cambio en tu imagen de marca o campaña? ¡En Internal te podemos ayudar!

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Copyright 2020 Internal. Todos los derechos reservados

Web diseñada por Conversa CE